Amigo… Feliz Cumpleaños, te quiero mucho.

Hoy son 115 años de la existencia de nuestro querido Rangers, este club que representa a hinchas que saben lo que es amar realmente una camiseta.

 “Aunque ha cumplido más de ochenta años no ha envejecido y hoy como antaño, conserva entera la gran virtud que arrastra en masa a la juventud, quiero al club Rangers como a mi suelo, socio es mi padre y fue mi abuelo, soy deportista por tradición, soy ranguerino de corazón”, señala parte del himno, lo que representa un real desafío, ya que las nuevas generaciones deben perseverar esa tradición que “ser talquino es ser ranguerino”. Más aún, cuando el mundo actual seduce con ser adherente de los denominados grandes de nuestro país y varios  atractivos a nivel mundial.

 

Sin embargo, son muchos niños y adolescentes que han mantenido esa pasión. Aquello debemos valorarlo y perseverarlo.

Pero, ¿qué es realmente lo que seduce para ser hincha de Rangers?

Para cualquier mortal puede resultar hasta incomprensible la pasión desenfrenada que desencadena nuestro amado Rangers de Talca. Es cosa de ir a sentarse a la galería y observar detenidamente el comportamiento y adhesión que despierta la camiseta rojinegra.

 Y la prueba es latente; actualmente con un equipo que está último, cumpliendo la peor campaña histórica, de igual manera tiene masivo apoyo popular. Es que Rangers, va más allá de la contingencia. Por algo, parte del himno señala,  “más si la suerte es adversa, también saben perder”.  Lamentablemente, hoy por hoy los sinsabores deportivos y estructurales de la institución, hacen que el nuevo cumpleaños no sea del todo feliz.

 

En todo caso, debemos celebrar los 115 años de historia como corresponde; homenajeando a quienes ya no están terrenalmente con nosotros y que con orgullo también gozaron y sufrieron con la rojinegra, abracemos la tricota,  respiremos profundo y agradezcamos que somos parte de esta realidad y que añoramos un   mejor futuro.

Hay que disfrutar, hacer sentir nuestra identidad, partícipes uno de los clubes con más historia en Chile. Que se entienda, esto no se trata de copas, se trata de arraigo y tradición, es decir de vivencias; buenas y malas, de existir y ser el centro de unión de miles de hinchas… eso es lo que representa Rangers, lo que genera en usted, ese recuerdo imborrable de niño que le tiñó la vida en rojo y negro.

Recuerdos, hay muchos, algunos los leímos, de otros fuimos testigo:

La participación en la DIVHA, el primer ascenso a Primera División, los goles al “Sapito” Livingstone por la UC, el equipo de las “B”, Omar Labruna vistiendo la rojinegra, la goleada al Ballet Azul, el subcampeonato del 69, los equipos del 83 y 85 más los títulos de Segunda del 88, 93 y 97, el ascenso del 2000 con un triunfo épico en Collao, el vicecampeonato del 2002, el ascenso del 2007, el gol de Gastón Cellerino a Palestino, que debe estar entre los mejores de la historia. Aquellos, son logros obtenidos en un contexto de “Club”  con fuerte identificación. Luego vino la SADP y todo lo que se sabe…

 

Ciertamente el  Rangers en quiebra del 2010 nos hizo sufrir, pero nos unió una vez más, al igual que en el año 91’ cuando estuvimos a punto de bajar a Tercera y un curioso penal nos dio la opción de seguir en el  profesionalismo, como también hace un par de años cuando pensábamos en luchar  por el ascenso y se terminó celebrando un triunfo ante Lota para no bajar.

Mitos y realidades también son parte de esta sana y rica historia.

 ¿Qué pasó definitivamente con el querido hincha apodado “el Mono” que bailaba cumbia en la barra?, ¿Dónde está Don Piduco? ¿Hubo jugadores que tiraron para atras ante Unión Española en el descenso del 88? ¿Qué pasó realmente con el Calamazo?

Son muchas historias, que la simpleza de estas líneas nos las pueden alcanzar. Pero, lo más importante es que usted nos las olvide, las transmita y se siga hablando por cientos de años de esta pasión llamada Rangers.

Juan Greenstreet, José María Bravo, Héctor del Solar Concha Selim Chat, Marcos Rojas Cancino, Juan Cortés, Arturo Rodenack, Héctor Scandolli, Oscar Andrade, Juan Soto, Juan Cortés, Honorio Concha, Elvio Porcel de Peralta, Iván “Pocholo” Azocar, Pablo Prieto,  y muchos, pero muchos más  forjaron parte de la trayectoria indeleble de un club entrañable llamado  Rangers.

Válidamente hay muchos que añoran una vuelta olímpica en Primera, tranquilos… se ha esperado más de un siglo, algún día estoy seguro que vendrá, más no pienso en ello pues generar tanta adhesión e identidad, es decir “su gente”, lo “que somos” ya es un título que muchos quisieran. Cuidemos, sigamos apoyando y continuemos “siendo lo que somos”: un club que tiene gente de sobra y que más temprano que tarde, gozará de mejores momentos. Por siempre errehh con ahhh.

 

 Somos rojinegros, y eso nos hace diferentes. Gracias y feliz cumpleaños para todos quienes realmente vibran con esta camiseta.

Un comentario

  1. Patricio González Arredondo

    Te quiero Rangers !!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates